Inmigración

De México a los Estados Unidos: Olas de Inmigración

Los inmigrantes mexicanoestadounidenses en los Estados Unidos han desempeñado un papel importante en Los Ángeles.

Una de las primeras migraciones de gran escala provenida de México ocurrió entre 1910 y 1914. Durante este período más de un millón de mexicanos que trataban de escapar de la Revolución de México  inmigraron hacia el norte hasta llegar a los Estados Unidos. La mayoría de estos inmigrantes eran de descendencia indígena y de la clase pobre o de clase obrera.

Una segunda migración en masa en los 1940 logró convertir a la ciudad de Los Ángeles en una de las ciudades más étnicas y racialmente diversas del país. La industrialización de los Estados Unidos, impulsada por el esfuerzo de guerra, y una disminución de trabajadores  permitió que los mexicanos que huían de las malas condiciones en México encontraran oportunidades de trabajo. Muchos mexicanos entraron a los Estados Unidos legalmente en los 1940 con la implementación del Programa de Braceros. Este programa proporcionó trabajadores para la mano de obra de los Estados Unidos. Aunque los Estados Unidos dependía de esta mano de obra, los mexicanos eran tratados como ciudadanos de segunda clase.

El primero de mayo del 2006, más de un  millón de personas salieron a las calles de Los Ángeles a protestar las leyes sobre la reforma migratoria. Esta protesta fue una expresión de la importancia y del impacto de la comunidad de latinos inmigrantes en Los Ángeles y los Estados Unidos.

Inmigrantes huyendo de la Revolución Mexicana, 1910. (www.pbs.org/kpbs/theborder/history/timeline/14.html)

De México al Barrio: Adaptándose a Los Ángeles

Tener vivienda adecuada no era una opción para los residentes mexicanos de Los Ángeles. La ciudad no estaba preparada para proveer viviendas asequibles para la gran cantidad de inmigrantes que llegaban a Los Ángeles. Los mexicanos tenían que vivir en barrios como Chávez Ravine (ahora el Estadio de los Dodgers), los cuales fueron rápidamente convertidos en comunidades segregadas. La escasez de viviendas permitió que los propietarios cobraran altos precios por viviendas deficientes. Las malas condiciones combinadas con discriminación y segregación racial y étnica  sostuvieron el aislamiento social y económico de los mexicanoestadounidenses.

Los jóvenes mexicanoestadounidenses  en los Estados Unidos durante la decada de 1940 fueron los primeros en sus familias en crecer en un ambiente urbano y enfrentar, por primera vez, el desafío de aprender dos lenguajes y vivir en dos culturas. Aunque eran nacidos en los Estados Unidos, a muchos les negaron derechos iguales a otros ciudadanos debido a la segregación y al mismo tiempo eran presionados a asimilarse culturalmente.

Trabajadores agrícolas migrantes mexicanos en el Valle de Coachella, California, 1935. (museumca.org/picturethis/3_2.html)

Emergen Pandillas Chicanas

Alice McGrath & Sleepy Lagoon Defendants. (Contributing Institution: Dept. of Special Collections/UCLA Library)

Alice McGrath & Sleepy Lagoon Defendants. (Contributing Institution: Dept. of Special Collections/UCLA Library)

Las Pandillas han existido en los Estados Unidos desde el siglo diecinueve. Sin embargo, durante el Juicio por el Asesinato de Sleepy Lagoon y los Disturbios Zoot Suit de los 1940, la pandillas en Los Ángeles fueron denominadas como un problema racial por primera vez en la historia. La prensa, la policía y otros oficiales moldearon la opinión pública al reducir las pandillas y la delincuencia juvenil a un “problema mexicano.”

Según el doctor James Diego Vigil, un experto en la cultura de las pandillas de los Estados Unidos, existían varios factores que resultaron en la formación de pandillas entre la juventud mexicanoamericana. Estos factores incluyen:

  • La segregación, la cual forzó a los jóvenes mexicanoestadounidenses a asociarse solamente con otros miembros de su raza y clase-lo que produjo aislamiento social.
  • El acceso limitado a lugares sociales como albercas públicas y clubes sociales, lo cual forzó a los jóvenes a crear nuevos espacios sociales como pasearse por el bulevar.
  • La presión a asimilarse a consecuencia de los castigos por hablar español en la escuela. Los mexicanoestadounidenses también eran puestos en clases académicas separadas, lo cual los humilló aun más porque los hizo parecer menos inteligentes.
  • El sentido de distanciamiento con respecto a sus antecedentes mexicanos y la cultura en los Estados Unidos. Esto los forzó a crear sus propios grupos sociales.

Por  estos factores, la vida en la pandilla representaba un lugar donde los jóvenes podían celebrar y reforzar su nueva y aculturada identidad chicana.